Boletin de Salud 125

Esófago de Barret

            Es la consecuencia  de una irritación en el revestimiento interior del esófago causada por el reflujo crónico de los contenidos del estómago y del intestino delgado al esófago. La irritación hace que el revestimiento interior del esófago cambie y se vuelva similar al revestimiento interior del estómago e intestino.

Cuando comemos, los alimentos pasan desde la garganta al estómago a través del esófago, ahí, un anillo de fibras musculares situado en la parte interior del esófago impide que los contenidos estomacales vayan hacia el esófago. Si estos músculos no se cierran adecuadamente, se filtra el ácido áspero el esófago, lo que denominamos reflujo gastroesofágico (ERGE, enfermedad de reflujo gastroesofágico). Si esto sucede de forma prolongada en el tiempo puede ocasionarse el esófago de Barrett.

Hay algunos factores de riesgo para el desarrollo del esófago de Barrett, que incluyen:

  • Obesidad.
  • Aumento de la edad.
  • Etnia caucásica.
  • Género masculino.
  • Historial familiar de esófago de Barrett.

Síntomas

Los síntomas de esófago de Barrett son similares a los de la enfermedad de reflujo gastroesofágico y pueden ser:

  • Sensación de quemazón por debajo del pecho.
  • Regurgitación de los ácidos estomacales.
  • Dificultad para tragar.

Prevención

El diagnóstico y tratamiento del reflujo gastroesofágico puede prevenir el esófago de Barrett. Es recomendable que consulte a su especialista si tiene o padece alguno de estos síntomas:

  • Cuando la acidez gástrica persista por unos días o si tiene dolor o dificultad para deglutir.
  • Se presenten síntomas de pérdida de peso o problemas para deglutir.

El esófago de Barret es dos veces más común en hombres que en mujeres.

 

 

 

Diagnóstico

El diagnóstico de esófago de Barrett se puede realizar mediante una endoscopia y la detección de modificaciones en el revestimiento esofágico, a confirmarse por una biopsiadel tejido. Esto consiste en insertar un tuvo pequeño iluminado (endoscopio) por la garganta y hasta el esófago para ver si hay un cambio en el recubrimiento interior del esófago.

Otra forma de evaluarlo sería por cápsulas endoscópicas, en este caso, el paciente debe tragar una cápsula de vídeo del tamaño de una píldora que circula naturalmente a través de su tracto digestivo mientras transmite imágenes de vídeo a un grabador de datos sujeto al cinturón del paciente durante ocho horas aproximadamente. Sin embargo, bajo este método, el médico no puede tomar muestras de tejidos (biopsia).

Ambas técnicas permitirán al médico observar el extremo del esófago y determinar si se ha modificado el revestimiento celular de las paredes.

Únicamente una endoscopia superior permitirá al médico tomar muestras de tejido esofágico para confirmar este diagnóstico, así como también observar las modificaciones de una displasia que no pueden determinarse por el aspecto endoscópico solamente.

Tratamientos

El tratamiento del esófago de Barrett es parecido al tratamiento del reflujo gastroesofágico y puede empezar con cambios en el estilo de vida, incluyendo:

  • No comer ciertos alimentos.
  • No cenar demasiado.
  • No fumar.
  • Antiácidos después de las comidas y a la hora de acostarse.
  • Bloqueadores de los receptores H2 de la histamina.

Es probable que el tratamiento incluya el uso de medicamentos que disminuirán la producción de ácido del estómago. Todos los pacientes con esófago de Barrett que tengan buen estado de salud deberán estar bajo vigilancia endoscópica en intervalos de tiempo apropiados.

El tratamiento más habitual del esófago de Barrett se trata con medicamentos que se llaman inhibidores de la bomba de protones. Estos medicamentos reducen la cantidad de ácido en el estómago. Tratamiento en determinados casos puede llevarse a cabo la cirugía para evitar que el ácido estomacal entre en el esófago.

Aquellos pacientes que se realicen dos endoscopias seguidas y no muestren células anormales deben hacerse una endoscopia cada 3 a 5 años, sin embargo, aquellos que tienen células algo alteradas deben hacerse una endoscopia cada año.

Otros datos

¿Qué pacientes tienen más riesgo?

Actualmente no existe consenso entre los expertos respecto a qué tipo de pacientes deben ser examinados para detectar esta enfermedad. Aún así, el esófago de Barrett es dos veces más común en los hombres que en las mujeres. Suele presentarse en hombres de mediana edad que hayan padecido acidez durante muchos años, por ello se recomienda examinar a pacientes mayores de 50 años.

¿Qué complicaciones se asocian con al esófago de Barrett?

El esófago de Barrett es una enfermedad premaligna (precancerosa) que puede llevar al desarrollo del cáncer de esófago en un pequeño porcentaje de pacientes. Este tipo de cáncer se llama adenocarcinoma esofágico.

El cáncer de esófago se desarrolla por medio de una secuencia de cambios en las células del esófago conocidos como displasia, ésta sólo se puede detectar mediante biopsias endoscópicas. Los pacientes con esófago de Barret deben realizarse pruebas regularmente para poder detectar el cáncer en una fase temprana y potencialmente curable.


— La información anterior no debe en modo alguno sustituir el asesoramiento de un profesional calificado de la salud y no constituye el consejo medico. Para más información, póngase en contacto con su médico de confianza. —

Fuente: http://www.cuidateplus.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *